puertas de oportunidades

Cuando te despiertes por la mañana lo primero que debes hacer, después de abrir los ojos y ser consciente de que estás realmente despierto, es estirar tu cuerpo en un bonito estiramiento y respirar profundamente aspirando el aire fresco de la mañana; mira por la ventana y encuentra una mañana esplendorosa que te sonríe.

Tras una ducha y una sabrosa taza de café, el día comienza lleno de perspectivas. No importa si la noche fue bien o has dormido mal porque, después de esta noche, llega un nuevo día que nos llena de esperanza y nos prepara para un futuro que sólo te pertenece a ti mismo.

Dado que el futuro es una perspectiva de los acontecimientos futuros que nos sucederán, ¿por qué deberíamos preocuparnos por él hasta el punto de olvidar el momento presente, verdad?

Cambia tus pensamientos para ser feliz

Lo interesante de la vida es poder verla de forma diferente cada día, es poder evaluar las verdades que no son nuestras y compararlas con nuestras verdades, es ser conscientes de que ningún individuo es uno en este inmenso Universo.

Ser consciente de las leyes naturales es fundamental, y también ser capaz de entenderlas y no olvidar nunca que tu límite acaba cuando empieza el del otro y que cada uno tiene su propio límite que puede no ser el mismo que el tuyo.

Las leyes naturales no son tiranas, somos nosotros los que no las tenemos en cuenta; y es por ello que muchas veces nos amarga la reacción de nuestros actos.

No olvidemos que sólo nosotros somos responsables de lo que nos sucede, porque nuestras acciones provienen de nuestros pensamientos; una vez que ejecutamos nuestros pensamientos estaremos practicando una acción y consecuentemente obteniendo la reacción de esta acción, por lo tanto no debemos buscar un culpable de lo que vivimos, sea fortuito o desafortunado.

La felicidad es algo que depende de uno mismo

¿Has tenido buenos logros? Entonces, no lo pongas en la cuenta del trébol de tres hojas o en la pata de conejo, porque estos amuletos no tienen nada que ver con tus buenas acciones, ni tampoco el Gato Negro, el viernes 13, si todo te salió mal.

Sea cual sea la fortuna o la desgracia que te ocurra, debes recordar que éstas provienen de tus pensamientos, así que cambialos, sí, pero por tu cuenta, ya que tú eres el gestor de tus pensamientos y no olvides que tu felicidad es algo que depende de ti. Sin embargo, debemos ser conscientes de las leyes naturales, comprenderlas para no convertirnos en sus víctimas.

¿Te has parado a pensar que lo que te frena es el patrón de pensamiento limitante que insistes en mantener de viejos modelos que ya no te sirven? ¿No crees que deberías reevaluar tu vida? Nos damos cuenta de que el origen de todo nuestro sufrimiento está en viejas creencias limitantes….

Si quieres mejorar la calidad de tu vida, es importante que cambies la calidad de tus pensamientos. La vida siempre nos da otra oportunidad. Si se te ocurre que no encuentras el más mínimo placer en lo que haces, entonces cambia lo que haces, intenta hacer lo que te da placer, ¡es así de fácil!

Recuerda que no hay una fórmula eficaz para la felicidad que se adapte a todos; esa alegría que es la potencia del ser para actuar es una para cada individuo, lo que le gusta a uno no le gusta a otro, por lo tanto no hay una fórmula para la felicidad universal.

La gracia de vivir está en los descubrimientos de nuevas experiencias; no es necesario ir muy lejos, basta con una mirada más atenta. La vida no tiene nada de complicado; es el hombre el que se complica la vida convirtiéndola en una carga bastante pesada.

LA VIDA NO ES UN CAMINO FACIL, pero cuando no estamos solos, el viaje se hace mucho más fácil; ¡confía en ti mismo, confía en tu potencial y sigue adelante!

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.